:::: MENU ::::
Monthly Archives: Junio 2016

Sólo hay futuro para los valientes

Nuestro país ha cambiado profundamente. Se acabaron los tiempos de las grandes mayorías. La forma de trabajar en la política española exige diálogo, capacidad de entenderse y llegar a acuerdos. Ningún líder ni partido tendrá éxito en el futuro si no es capaz de entender la nueva realidad y de aprender a trabajar con quien no coincide.

España afronta dos retos decisivos: el rescate social de muchos ciudadanos en situación de pobreza y la regeneración y modernización democrática.

La crisis económica y las restrictivas políticas sociales del PP han provocado que muchos españoles sufran una situación económica límite. Miles de familias subsisten gracias a las pensiones de sus abuelos, que ven preocupados como el PP ha recortado a la mitad la hucha de las pensiones que dejó el Partido Socialista.

Urge aplicar políticas sociales como la renta básica universal, el blindaje de las becas educativas, o la protección real a los dependientes. Esto exige importantes medidas fiscales. Hay que ser valientes para proponer, cómo ha hecho el PSOE de Pedro Sánchez, un recargo de solidaridad a corporaciones y grandes fortunas para asegurar el futuro de nuestras pensiones.

El segundo reto que afrontamos es la regeneración democrática y la modernización del país. La corrupción y la falta de utilidad real de muchas instituciones exigen una transformación profunda del sistema y una reforma constitucional.

Ninguno de estos dos grandes retos (rescate social y regeneración democrática) puede ser afrontado por el PP, que ha demostrado sobradamente su incapacidad y falta de interés.

Por otro lado tenemos a la organización política de Pablo Iglesias Turrión. Una organización que se ha apoyado en la frustración, el enfado y también la ilusión de miles de Españoles que participaron (y participamos) en un movimiento ejemplar como el 15-M, que demandaba un sistema más transparente, abierto y participativo.

La pretendida indefinición ideológica de Pablo Iglesias me parece decepcionante y poco valiente. Tanto como priorizar el control del CNI, la Televisión Pública o el BOE por encima de la educación, la sanidad o el medio ambiente. Además, renegar ahora del comunismo me parece injusto y ofensivo con el PCE, que tantos años, esfuerzo y sacrificio dedicó a la lucha por la libertad y la consolidación de la democracia en nuestro país.

Podemos ha pasado de utilizar la foto de su líder como imagen de partido a hacerlo desaparecer de sus carteles, pancartas y mailing. Un partido que idolatra a su líder o lo esconde según le indiquen las encuestas no actúa con valentía ni transparencia.

Estos no pueden ser los valores que lideren un nuevo tiempo en España, necesitamos algo bien distinto: liderazgos valientes, serios, consistentes y naturales.

El PSOE ha cometido errores en los últimos años, algunos de ellos importantes. Hemos pagado por ello, y mucho. Somos conscientes, asumimos nuestra responsabilidad y hemos tomado buena nota. No obstante, el PSOE es, sin ninguna duda, el partido con la posición ideológica más consistente y con los equipos más serios y competentes. No hay ningún otro partido progresista que afronte los retos que tiene España con claridad y valentía. Nosotros no escondemos a nuestros líderes ni nuestras propuestas, ni cambiamos de ideología según aconsejen las encuestas.

Los jóvenes del Partido Socialista que tenemos responsabilidades institucionales y de partido somos conscientes de los retos que tenemos que afrontar y de nuestro papel y responsabilidad. Aquí nadie se esconde ni se esconderá.

Es momento de mirar a los ojos a los ciudadanos y de pedirles ayuda. Y especialmente a muchos ciudadanos progresistas y sensatos que, con una mezcla de cabreo e ilusión, confiaron en otras opciones y ahora observan con decepción su inconsistencia y volatilidad ideológica.

Tenemos que pedirles ayuda para que el PSOE, un partido valiente, progresista y de firmes convicciones tenga una posición mayoritaria, consiguiendo así cambiar las cosas con firmeza.

Ese es el partido de tantos y tantos españoles comprometidos y generosos, que durante 137 años de historia se dejaron la piel por conseguir un país más moderno, justo y solidario.

logo26j