:::: MENU ::::

La España que queremos y el PSOE que necesitamos

El texto que publico en este post pretende recoger de forma completa y coordinada una serie de propuestas y estrategias concretas para el futuro de nuestro país y de mi partido.
De acuerdo con un objetivo estratégico claro de país que consiste en poner en marcha la economía sostenible del conocimiento, se presentan toda una serie de actuaciones y proyectos a desarrollar en todos los campos de la acción pública en plena coordinación y coherencia con este objetivo estratégico. Todo ello con el objetivo de diseñar la España 2030 a la que, en mi opinión, debemos aspirar como país.

Esta extensa publicación recoge ideas y propuestas planteadas y publicadas por muchos compañeros y expertos de dentro y de fuera de nuestro país (Australia, Singapur, EEUU, diferentes países europeos y numerosas ciudades y regiones españolas).

Este documento ha sido fruto del trabajo de dos meses intensos de estudio, reflexión y consulta con muchos amigos, colegas y compañeros que han aportado sus matices, correcciones y mejoras al documento y a los que les agradezco mucho su inestimable ayuda.

Espero que algunas de las ideas puedan resultar de utilidad, especialmente para el debate que vamos a celebrar en el PSOE durante el próximo cuatrimestre.

La España que queremos y el PSOE que necesitamos “Juan Lobato” (Descargar/ver PDF)

Índice

  1. Cómo estamos, qué retos tenemos

1.1 Comienza una nueva etapa

  1. La España que queremos

2.2 La economía sostenible del conocimiento

2.2.1 La apuesta del sector público por la ciencia y la innovación

2.2.2 Sector privado: ciencia y tecnología, rentabilidad y aumento de valor

2.2.3 Empleo e innovación: nuevas formas de trabajo

2.2.4 El gran acuerdo intergeneracional: empleo, pensiones y deuda pública

2.2.5 Comercio, mercado y competencia

2.2.5.1 Mercado y competencia

2.2.5.2 La economía colaborativa, compañera de viaje de la sociedad sostenible

2.2.6 Turismo

2.2.7 Sostenibilidad ambiental y energía

2.2.8 Marco jurídico para la economía del conocimiento

2.3 Una fiscalidad justa y redistributiva para una economía sostenible

2.3.1 Suficiencia para financiar el progreso

2.3.2 Justicia y redistribución

2.3.3 Eficiencia

2.3.4Fraude fiscal y pedagogía

2.3.5 Sistemas de financiación autonómica y local

2.4 Derechos y servicios públicos para el progreso y el conocimiento

2.4.1 Protección social, justa redistribución y oportunidades de progreso personal

2.4.2 Una Educación para el conocimiento y la igualdad de oportunidades

2.4.2.1 Cómo financiar la educación en España

2.4.2.2 El diseño del mapa académico-profesional

2.4.3 Sanidad: garantía de igualdad y dignidad personal

2.4.3.1 Eficiencia farmacéutica

2.4.3.2 Prevención sanitaria

2.4.3.3 Gestión hospitalaria y de centros médicos

2.4.3.4 Ciencia, innovación y salud

2.4.4 ¿Renta básica de ciudadanía?

2.4.5 Libertades y derechos públicos que definen un país progresista

2.4.6 Arte y Cultura, espejo de una sociedad

2.4.7 Vivienda, la base de una vida digna

2.4.8 Transporte

2.4.9 Seguridad, libertad y privacidad

2.5 Una democracia actualizada, ágil y eficaz

2.5.1 ¿Más y mejor democracia?

2.5.2 Talento, representatividad y responsabilidad

2.5.3 Una e-administración pública ágil y eficiente

2.5.4 Una función pública justa y eficaz

2.5.4.1 La selección de funcionarios

2.5.4.2 La promoción de funcionarios

2.5.4.3 La reforma de la función pública en España

2.5.4.4 Selección del personal

2.5.4.5 Promoción del personal

2.5.5 Corrupción

2.5.6 Justicia

2.5.7 La diversidad territorial de España: su mayor riqueza

2.5.8 El futuro de Europa en el mundo y de España en Europa

2.6 La España que queremos

  1. El partido que necesitamos

3.1 ¿Cambiar para qué?

3.2 Participación y toma de decisiones en el PSOE

3.3 Elección de los programas políticos: candidatos con proyectos

3.3.1 Consultas a la militancia

3.4 Liderazgos y equipos: atracción de talento y representatividad

3.4.1 Elección de Secretario Generales y de direcciones políticas

3.4.2 Elección de candidatos a las instituciones

3.4.3 La formación: esencia del socialismo

3.5 Estructura organizativa del partido

3.5.1 ¿Cómo militar en el PSOE? Agrupaciones territoriales y trabajo político-temático

3.5.2 Las agrupaciones locales

3.5.3 Orden de nombramiento de las direcciones políticas

3.5.4 Voto autónomo Vs voto delegado y rendición de cuentas

3.5.5 Autonomía institucional y orgánica


11 Comments

  • Responder Luis Alberto Mayor Martín |

    Hola Juan. Hace falta mucha gente como tú para sacar adelante el PSOE. Gracias por el esfuerzo y la ilusión. Un abrazo

  • Responder José Manuel Luján Martin |

    Salud compañero
    Ya sabes que yo soy un sin dios pero aún sigo aquí, aún no me he ido, esperando que gente como tú encuentre, forme o apoye esa tercera vía para que gente como yo continué en la lucha con la convicción de que aún es posible el cambio.
    Un abrazo socialista, compañero

  • Responder Óscar Jiménez Bajo |

    Juan:

    Me ha parecido un documento valiente en muchos puntos de los que tratas, aportando visones no tan manidas como de costumbre.
    ENERGÍA
    En cuanto a la energía nuclear, sí me ha parecido que caes en una posición ideológica tradicional. Creo que el problema de esta energía no puede ser de derechas o izquierdas, sino puramente técnica. Sin apoyarla, sí creo que como partido debemos hacer un análisis más profundo.
    CONSULTA CIUDADANA Y PRESUPUESTOS PARTICIPATIVOS
    Creo que esta iniciativa puede ser interesante, siempre que no sea recurrente y para cuestiones de calado. La actual consulta de la ciudad de Madrid me parece una farsa. Los presupuestos participativos, los cuales me parecen interesantes, pueden tener un problema insalvable. En gobiernos muy fraccionados puede que nos e pueda llevar a cabo lo votado por los ciudadanos, porque el equipo de gobierno no cuente con la fuerza necesaria en el Pleno, que es finalmente quien los vota.
    DIVERSIDAD TERRITORIAL
    Debido a la que complica esta cuestión la política española, se me queda corto este capítulo. Desde la izquierda, en vez de posicionarnos de manera acrítica a favor de propuestas regionalistas, rayanas en el nacionalismo; debemos oponernos, por conservadoras, a estas actitudes casticistas. El socialismo debe ser internacionalista y por tanto menos nacionalidades y más Europa (de momento).
    Me han gustado especialmente los capítulos dedicados al talento y a la renovación de la función pública.

    Un saludo

  • Responder Antonio Benito |

    Hola.
    Como usted soy profesor de universidad y milotante del PSOE desde 2014. Si, ya lo ve, en plena crisis de los 40 no me metí en Podemos ni en Cs. Estoy en deuda con este partido y por eso estoy metido en esto. Y por el futuro de mis hijos.
    Aún no me he leído su propuesta, pero voy a hacerlo con gran interés. Como a muchos otros esta pelea de gallos de corral, esta falta de respeto, esta ausencia de ideas me aleja del partido. Pero saber que hay gente como usted me vuelve a conectar con la esperanza de que haya algo diferente, mejor. Por eso le doy las gracias. Confío en que al final podamos construir algo que no sean trincheras por el bien común.
    Cualquier ayuda ye necesite, no dude en contactar conmigo.
    Un saludo,
    Antonio B.

    • Responder admin |

      Muchas gracias Antonio. Gracias por tus palabras.
      Por supuesto que lo conseguiremos, hay muchas cosas por las que merece la pena trabajar.
      Un abrazo

  • Responder JOSE LUIS SANCHEZ |

    De entrada me impacta que el 88% de su trabajo se dedique a análisis y propuestas hacia el exterior del Partido y sólo el 12% hacia el interior por lo que creo que Vd. participa del mantra “hay que mirar hacia fuera y dejar de mirarnos al ombligo”. Pienso todo lo contrario. Pienso que, al nivel de desconfianza a que han llegado las organizaciones (me refiero a las de izquierda. las que, se dice, se basan en el voluntariado; las de derechas, que se basan en la pasta, están en su derecho) es necesario un debate extenso e intenso sobre la manera de evitar que el aparato se imponga a la militancia; de conseguir que los liberados estén al servicio de los que pagamos las humildes cuotas. Milito en el PSOE y he militado en otras organizaciones políticas y sindicales y estoy harto de ver la estafa de los aparatos, el trepismo de quienes se hacen con ellos; he presenciado personalmente trampas de abajo hacia arriba (rapto de urnas y falsificación de las listas de cotizantes-votantes en las agrupaciones de base) y de arriba hacia abajo (cooptaciones de diversa índole de los burócratas de arriba sobre los del nivel inferior. “El que se mueva no sale en la foto”). Es necesario denunciar todo esto y ofrecer a la gente garantías mucho mayores de de que no ocurrirá más, al margen de las propuestas de unas u otras medidas o políticas por muy inteligentes u ocurrentes que sean y por muy buen vendedor que sea su valedor.

    • Responder admin |

      Gracias por tu comentario José Luis, veo muy importante como dices el modelo de partido y unas reglas serias y consistentes. Saludos

  • Responder Fernando Robledo |

    Soy militante de UGT desde el año 1983 y la opinión que tengo de su trabajo es muy positiva, es decir, solo discrepo en matices. A continuación señalaré lo que me parece más positivo y también lo que yo he echado de menos.
    Empezaré por lo positivo:
    • Me parece muy positivo que en su documento expone y defiende sus posiciones, no ataca ni a nada, ni a nadie.
    • No parece un dogmático (con esas ideas no se puede ser), y lo que escribe, se ve que lo siente. Por tanto, está demás arremeter contra nadie.
    • Valoro muy positivamente las páginas de economía: me crie en el ambiente del comercio, y lo que Ud. escribe sobre la economía de mercado a mí …. me lo enseñaron entre el año 1968 y 1973, más o menos. No parece, no, que se haya avanzado mucho en este tema. Por cierto, yo a la economía de mercado la llamo muchas veces capitalismo, que es lo que se hace en todas partes, … menos aquí.
    Totalmente de acuerdo con su afirmación de que:
    Nuestra ideología y nuestro sistema de valores no proponen que todo el mundo tenga el mismo coche, la misma casa o la misma renta, independientemente de su esfuerzo, de su capacidad de emprendimiento y de su talento. Al contrario.
    No creo que se le escape a Ud. que esa afirmación no es muy popular. A mí, en cambio, me parece llena de realismo y el realismo es la primera condición para abordar los graves problemas económicos que nos afligen.
    • Cuando le leo sobre ciencia y tecnología, me parece que estoy en otro país. Pero no, estoy en el mío y… ese es el país que yo quiero.
    • Muy acertada su frase: “Por desgracia, la normativa suele ir muy por detrás de las realidades sociales y económicas. Este desfase se produce con mayor intensidad en relación a la tecnología y la ciencia.
    Es preciso contar con una mayoría progresista en las instituciones que deben tomar estas decisiones normativas estratégicas”.
    No es frecuente escuchar cosas así. Felicidades.
    LIMITACIONES DE SU TRABAJO
    • Me parece que su trabajo, es muy descriptivo, es decir, tiene pocas propuestas concretas. Quizá sea lo que deba ser en este tipo de documentos.
    • NUESTRA GUERRA CIVIL. En su trabajo falta una alusión al que yo creo es el principal problema de España: la superación de nuestra guerra civil. Atribuyen al general De Gaulle (uno de los muy grandes estadistas europeos) la siguiente frase. “Las guerras normales terminan cunado se firma la paz. Las guerras civiles duran 100 años”. Para ilustrar este aserto, basta con este ejemplo: desde el año 2010 hasta el 2015, el diario “The New York Times” fue publicando artículos en su sección “Disunion” sobre la guerra civil norteamericana, de la que se cumplían 150 años. Incluso se hizo una famosa película “Lincoln” que empieza con una horrorosa escena violenta que refleja que la guerra de secesión norteamericana ha sido, hasta ahora, la más sangrienta de las vividas por esa nación. No es el tema favorito de conversación entre los norteamericanos, pero…. se habla. No hace tanto, la entonces gobernadora de Carolina del Sur, Nikki Haley –actual embajadora de EE.UU. en la ONU-, ordenó retirar la bandera confederada que ondeaba en la capital del Estado tras un crimen de odio. Y se actúa.
    Poco se avanzará, mientras no se aborde este tema en nuestro país.
    • Cita Ud. a la educación como algo fundamental. No seré yo quien niegue la importancia de la educación, pero.. todos dicen lo mismo y, claro, da que pensar: no es razonable que este sea todo el tiempo el tema más importante para todos. Sin que yo sea contrario a mejorar el sistema educativo, en su trabajo echo en falta un problema capital: la falta de respeto y de autoridad del maestro. Mientras no se ataje este problema, todo será más difícil. Relacionado con la educación, suelo decir que uno de los muy graves problemas que tenemos los españoles es no llamar por su nombre a nuestro sistema económico: se llama capitalismo, o sea respeto a la propiedad privada de todos, de todos: más y menos ricos (por cierto, hoy hay demasiada pobreza en España). No llamar a las cosas por su nombre tiene un sinnúmero de cosas negativas: lo primero no entenderlas y como consecuencia falta de rigor, falta de racionalidad e inventarse la realidad. Por tanto, seremos poco propensos a la I+D+i que es fundamental para cambiar nuestro modelo productivo: sin este cambio, no será posible crear empleo de calidad.
    No le entretengo más. Simplemente que siga por este camino y ojalá pronto llegue donde pueda aplicar tan excelentes ideas.

So, what do you think ?